LA ECONOMIA DE LOS INCAS

El Parentesco, base de la economía.
En el Tahuantinsuyo funcionó una economía sin moneda, mercado ni comercio. Asimismo, no se recolectó tributo alguno, al menos no en la forma como lo entendemos hoy en día.
El parentesco fue la base de todas la relaciones económicas.
Toda persona tenía la obligación de ayudar a sus parientes, es decir, todos aquellos que pertenecían a su ayllu, y el derecho de exigir de ellos ayuda en caso necesario. Esto generaba compromiso de solidaridad en las tareas agrícolas.
Reciprocidad y Redistribución.
La reciprocidad consistió en la prestación y recepción de servicios entre personas unidas por lazos de parentesco. Los lazos de reciprocidad abarcan todos los aspectos de la vida diaria. Cuando una persona daba su tiempo a otra, asumía que podía pedir un servicio similar más adelante. Mientras durase el trabajo el beneficiado debería alimentar a sus ayudantes. La redistribución. Este mecanismo aseguraba a la población la ayuda y protección de las autoridades y del Inca en momento de necesidad.
El trabajo en el Tahuantinsuyo.

La mita.-Era el trabajo realizado por turnos por un tiempo corto, y servía para practicar una tarea específica. Este tipo de trabajo era realizado por los mitayos.
La minka.-Hacía posible posible obtener una obra en beneficio comunal; por ejemplo, construir un depósito o un puente. La tarea era realizada por todos los miembros de la familia a ayllu.
El ayni.-Fue la forma de trabajo en que una persona solicitaba, mediante la reciprocidad, la colaboración de sus parientes.

La Agricultura.

Esta actividad fue la base de la economía Inca, se intensificó gracias al aprovechamiento de la tecnología inventada años atrás, que fue mejorada y aplicada de forma generalizada en todo el territorio. Los cultivos más importantes fueron la papa, el maíz y la coca.


ANDENES.jpg

La tenencia de la tierra.

Tierras del Inca.-Destinadas al Inca y su familia, se situaron alrededor del Cusco. Fueron trabajadas por los mitimaes y los yanaconas.

Tierras del Estado.- Estaban dispersas por todo el territorio dentro de le etnias. Eran trabajadas a través de la mita y su producción iba a los depósitos.

Tierras de las huacas.-Estuvieron por todo el Tahuantinsuyo. De ellas se obtenían los productos para alimentar a los asistentes a fiestas y ritos especiales.

Tierras del ayllu.-No sólo incluyeron las tierras, sino también pastos y fuentes de agua. Cada persona tenía un pedazo de tierra a su cargo, el topo, que debía explotar para su abastecimiento.

La Ganadería.

Los camélidos desempeñaron un rol muy importante en la alimetación de nuestros antepasados. De igual manera, la lana de estos animales fue la materia prima en la confección de prendas de vestir. Las especies de camélidos utilizados por el hombre andino fueron la llama, la alpaca, la vicuña y el guanaco.


vicunas.jpg
llama.gif


LA ORGANIZACIÓN DE LA SOCI EDAD ANDINA.